10 de diciembre de 2016

#Blogmas 10 - ¿Cómo es regalarle a tu familia?

Hola chic@s,

¡Bienvenidas un día más a Blogmas 2016!


Hoy quiero he pensado hacer un post cotilla y explicaros cómo es la tarea de elegir regalo a según quién y la probabilidad de éxito que puedo tener. Estoy seguríiiisima que a vosotras también os pasa, hay miembros de la familia que son muy fáciles de regalar y otros no tanto... ¡Vamos a empezar!

#Hermana

Hacerle un regalo a mi hermana no es complicado, en absoluto. Es muy fácil acertar con ella, incluso cuando nos vamos de compras siempre aparezco con alguna prenda para que se pruebe, sabiendo que le va a favorecer y le va a gustar. De modo que el proceso de elegir regalo para ella es muy sencillo. Es una persona abierta a los regalos, vaya, de las que no le pone pegas a lo que le regalan. ¡Eso también es un punto muy importante para la persona que busca el regalo, ya que lo hace con más ilusión! También es verdad que al pasar mucho tiempo juntas, siempre sé que hay algo que quiere o que le hace ilusión. Por lo que mi tarea pierde complicación.

¿Qué regalarle a mi hermana? Perfume de Chloé, unos zapatos, un bolso, un vestido que vista más, una cazadora, etc. 

#Madre

Creo que mi madre es un término medio. Igual que mi sister, es súper agradecida con los regalos. Pero la cuestión es no regalarle algo repetido. Así que antes de cualquier gestión hay que contrastar los regalos de los demás. Con mi hermana es más fácil ya que me entero siempre de todo lo que le van a traer los Reyes Magos, pero con mi madre, no tanto. Así que la tarea se me complica algo más. Los perfumes le encantan, entre ella y yo tenemos un pequeño museo. Como le gustan tanto, hay que vigilar que no se lo haya comprado ella o algún miembro de la unidad familiar... 

¿Qué regalarle a mi madre? Perfumes seguro, ropa, zapatos negros, carteras que den de sí o sean tamaño XXL, una escapada de fin de semana, CD's de música vintage, etc. 

#Padre

Aquí llega la tarea más complicada dónde las haya. Mi padre siempre dice que tiene de todo y que cuando necesita algo se lo compra. Así que imaginad qué complicado es regalarle a alguien que no quiere nada. ¡Misión imposible!